Menú principal

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

Recursos

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

Conceptos básicos

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

IV Jornada de Interpretación en el P.N. de las Lagunas de Ruidera

Difusión del conocimiento - Jornadas interpretación Lagunas de Ruidera 2011

Con esta última jornada Gemosclera finalizan las jornadas de interpretación para las que se solicitó permiso el año pasado. En ella hemos visitado la laguna San Pedro un día frío y nublado, una de las lagunas en las que se pueden observar mayores contrastes en el Parque.

Desgraciadamente, cada año que pasa se encuentra en peor estado. Este año ya ha desaparecido la vegetación acuática en la zona del hotel Albamanjón, zona donde se realizaron los itinerarios subacuáticos.

Un lugar donde observar todas las especies de náyades presentes en Ruidera

Aunque el acceso al Parque estuvo marcado por una densa niebla y unas bajas temperaturas, el mismo se nos presentó como siempre. ¡Espectacular!

Según fuimos subiendo por la carretera que bordea las lagunas pudimos comprobar que la niebla era cada vez menos densa. No obstante, observamos que el cielo se presentaba nublado y no permitía penetrar al sol. Y este hecho, nos aseguraba peores condiciones para el itinerario subacuático. Aún así, no nos dimos por vencidos y empezamos a prepararnos para las dos inmersiones que íbamos a realizar.

Entramos desde la orilla derecha de la laguna junto a una casa de turismo rural que se llama 'La Braña'. La cual, e independientemente de que este nombre siempre nos haya chocado mucho puesto que se trata de un topónimo asturiano y no castellano, es un buen punto de acceso ya que es tranquilo y mantiene una mínima infraestructura que permite impartir la jornada sin molestias. En sus escaleras nos cambiamos sin manchar la ropa y los equipos, realizamos un breve comentario sobre los valores de la laguna y su estado de conservación y nos fuimos par el agua porque todavía hacía frío.

Una caja de botellas en el lecho de la laguna

Una vez que todos estábamos bajo el agua tomamos dirección sur buscando esas formaciones de milhojas (Myriophyllum spicatum) y Najas marina que es habitual encontrar en las cotas más bajas hasta los 10 metros en la zona. Desgraciadamente enseguida pudimos comprobar que el deterioro que sufre de forma paulatina esta laguna sigue imparable. Según hemos podido informarnos, parece ser que la depuradora de Ossa de Montiel no funciona correctamente. De ser cierto, es una pena que sea así. Porque esta laguna está cada vez más afectada. Ya ha desaparecido de esta zona todo resto de vegetación, inclusive de las carofíceas que en ella se podrían ver. Como no había más que desechos humanos, náyades y algunas especies exóticas de peces, decidimos cruzar la laguna para buscar la más poblada orilla izquierda.

Decidimos dar por finalizada la inmersión a la altura del hotel Albamanjón y salir a descansar en la playa artificial que hay frente a él. Descansamos y comentamos aquellos aspectos más significativos mientras recuperábamos una poco de calor ya que en esos momentos el sol pudo asomar y alegrarnos un poco la jornada. Tras 20 minutos de descanso y con la compañía de un híbrido de ánade, nos preparamos para la nueva inmersión.

Especies como el Potomageton coloratus ya no se pueden observar

El Potomageton pectinatius ha desaparecido y algunos peces como el lucio con él

La segunda inmersión tenía como objetivo comprobar detalladamente la catena encontrada en la primera y compararla con la que se les había enseñado que había hace un par de años. También se tenía como objetivo que los participantes pudiesen observar una surgencia y los efectos que tienen éstas sobre el hábitat y sobre la biocenosis.

Desgraciadamente esta segunda inmersión certificó que la laguna está muy mal ya que ni la presencia de las surgencias logró mejorar el estado de la misma en esa zona. Ante esta situación y dado que entre que la temperatura del agua era baja y que llevábamos hora y media bajo el agua, decidimos dar por terminada esta segunda inmersión.

Finalizamos la jornada abandonando el Parque por la carretera comarcal que lo une con Ossa de Montiel desde la laguna Redondilla y volviendo a Madrid por la autovía de Tomelloso, Alcazar de San Juan. Donde pudimos observar de lejos sus famosas lagunas.

Ahora, una vez que hemos finalizado este proyecto formativo anual, toca trabajo de gabinete para evaluarlo, intentar mejorarlo en aquellos aspectos menos adecuados y preparar el proyecto del año que viene para poder solicitar el permiso correspondiente.

Atentamente,
Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de