Menú principal

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

Recursos

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

Conceptos básicos

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

II Jornada de trabajos técnicos en la poza de las Cuevas de San Martín e inmersiones en el Lago de Sanabria

Una semana después de nuestra última visita hemos vuelto a uno de los sitios donde estamos realizando actividades este año, el Parque Natural del Lago de Sanabria y Alrededores, con un doble objetivo, por un lado realizar una segunda jornada de trabajo de toma de datos en la poza de las Cuevas de San Martín y por otro lado seguir realizando muestreos e inmersiones de reconocimiento en el lago de Sanabria.

Vista sur de la poza de las Cuevas de San Martín tomada desde el puente que la cruza

Para ello planificamos dos días de intensos trabajos, con un trabajo previo de gabinete desde Madrid y con la ayuda de varios colaboradores de la asociación, prefiriendo pernoctar en la zona, pudiendo de esa forma ayudar a potenciar la economía local, algo que hacemos siempre que podemos. La jornada empezó el viernes 22 temprano en las Rozas de Madrid, punto de encuentro de los miembros de la asociación que íbamos a participar en los trabajos. Tras casi cuatro horas de viaje que aprovechamos para ir ultimando la planificación, y tras reunirnos a mitad de camino con Aitor, uno de nuestros colaboradores de Valladolid, llegamos al Parque.

Vista noroeste de la Poza de las Cuvas de San Martín

Tal como habíamos planificado, después de registrarnos en el alojamiento elegido, las Cabañas Maleixas, en la localidad de El Puente, nos dirigimos a la zona de las Cuevas de San Martín, donde la semana anterior habíamos realizado una primera toma de datos para realizar la batimetría de la poza.
Tras una hora y cuarto de aproximación llegamos a la poza.

Bajando entre robles hacia las Cuevas de San Martín por la pista de acceso

El objetivo era seguir tomando datos donde lo habíamos dejado la semana anterior, una vez montada la estructura que hemos diseñado y fabricado y que nos había dado tan buen resultado, organizamos todo el material necesario, embarcación, brújulas, GPS, cuerdas, etc.

Localizando puntos de referencia

Un componente de Gemosclera monta la línea guía y la estructura portante

Una vez localizados los puntos de referencia de los transectos y con la ayuda del sonar fuimos tomando datos de la profundidad con una cuadrícula de 5 metros de luz.

Componente de Gemosclera desplazando la estructura por el cabo guía con la ayuda de un cabo de 5 metros sujeto a la misma

Tomando datos de la profundidad con la sonda

Detalle de la estructura y la sonda

En sólo 7 días el tiempo había cambiado, registrándose temperaturas algo más altas, beneficiándonos por otra parte de la ausencia del molesto viento que nos había importunado la semana anterior.

Vista norte de la Poza de San Martín desde el puente que la cruza

Excepto un breve descanso para comer, trabajamos durante toda la jornada, pudiendo completar el trabajo iniciado días antes, la toma de datos de la mitad sur de la poza y de la franja situada más al norte, junto a la cascada. En inmersiones en apnea pudimos reconocer parte de la poza, encontrando numerosas esponjas.

Esponjas en la poza de San Martín

Queda un laborioso trabajo de gabinete para reorganizar y comprobar todos los datos, con el fin de organizar una tercera jornada en la que tomaremos los que falten y en la que ya hemos planificado realizar alguna inmersión para comprobar in situ la batimetría estimada.

Puente sobre la poza de San Martín

Finalizada la primera jornada de trabajo recogimos el material y volvimos a las Cabañas Maleixas, donde cenamos mientras planificamos las inmersiones del día siguiente. El sábado 23, después de desayunar en El Puente, nos dirigimos al lago, a la zona que hay entre Bouzas y la entrada del río, donde habíamos previsto realizar dos inmersiones en las que seguir con la tarea de reconocimiento del lago.

Lago de Sanabria desde San Martín de Castañeda

Tras equiparnos en las inmediaciones de la Casa de la Marquesa, nos sumergimos, buscando en un primer momento la cota de máxima profundidad, 27 metros, donde tomamos muestras y realizamos alguna fotografía. Encontramos el lago con bastante visibilidad y claramente estratificado ya que observamos un cambio brusco de la temperatura del agua, bajando rápidamente de los 17º que encontramos en la superficie a los 7º a partir de los 10 metros y en en cotas más profundas.

Marcas de la acción del hielo en las rocas

Durante la inmersión pudimos obervar unos fondos de menor pendiente, con escasa pedregosidad y poca estratificación de sedimentos que bien podría ser debida a la lejanía de la entrada de aguas y a la protección que le ofrece la zona de Bouzas. También pudimos apreciar la curiosa textura que generan las hozadas de los ciprínidos en busca de invertebrados.

Hozadas de ciprínidos en busca de invertebrados

Tras casi 50 minutos de inmersión decidimos salir para realizar un descanso en la superficie y comentar lo observado con Javier Morales, científico zamorano, profesor universitario y amigo con el que colaboramos habitualmente. Transcurrido dicho intervalo volvimos a sumergirnos en el lago, en la zona del aliviadero que da continuidad al río Tera, donde habíamos planificado una inmersión a poca profundidad de reconocimiento para seguir recogiendo muestras. En la zona pudimos observa la clara influencia lótica dado que se observaron unos fondos de mayor granulometría, nula sedimentación y especies animales asociadas a corrientes de agua como las bermejuelas. Lamentablemente también pudimos comprobar que la cercanía de la playa de los Enanos y de los pescadores se reflejaba en los numerosos restos de basura que encontramos.

Basura en el fondo del lago de Sanabria

A la salida del agua, junto a Javier Morales, encontramos esperándonos a una periodista del diario comarcal “El Noroeste. Sanabria, Carballeda y Los Valles“ con la que habíamos quedado y con las que todos mantuvimos una entrevista acerca de la asociación, nuestros orígenes, las actividades en la que estamos trabajando y especialmente sobre lo que estamos haciendo en la zona de Sanabria. La entrevista ha sido publicada días después en este periódico que nos ha dedicado parte de la portada y una página entera en el interior.

Una vez recogido todo el material nos dirigimos al Puente para comer algo antes de emprender el viaje de vuelta a Madrid, donde seguiremos con el trabajo de gabinete y la planificación de nuestra próxima visita a la zona.

Miembros de Gemosclera con el Lago de Sanabria de fondo

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación.