Menú principal

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

Recursos

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

Conceptos básicos

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

Jornada de muestreo en el P.N. de las Lagunas de Ruidera

Difusión del conocimiento - Panel informativo náyades de Ruidera

El sábado 20 de septiembre nos acercamos al P.N. de las Lagunas de Ruidera con tres objetivos, bucear al menos en dos de sus lagunas para ver cómo se encuentran, finalizada la gran carga estival que soportan, muestrear valvas de ejemplares muertos de náyades (previa autorización concedida por la Dirección del Parque) y enseñar este Parque Natural, que conocemos bien y donde realizamos muchas de nuestras actividades, a dos nuevos colaboradores de Gemosclera, Coral y Carlos.

Buceador de Gemosclera realizando fotografías sin impactar

Salimos de Madrid temprano dirección Ossa de Montiel, donde habíamos quedado con nuestros colaboradores en esta jornada que llegaban directamente de Valencia. La idea era entrar al Parque desde Ossa para poder ir recorriendo las lagunas y enseñándoles sus grandes singularidades a Coral y Carlos, desde la zona más protegida, la Conceja, la Blanca y la Tomilla, hasta llegar a la laguna Tinaja, nuestro punto de inmersión. Habíamos planificado realizar varias inmersiones en dos lagunas que conocemos bien, la primera en la laguna Tinaja, una de las que se encuentran más al sur y a mayor altitud y otra en la laguna San Pedra, una de las más profundas de este Parque Natural.

Preparando los equipos

Mientras preparábamos los equipos y ultimábamos los detalles de las inmersiones, explicamos a nuestros colaboradores el objetivo de estas actividades, aparte de valorar el estado de la láguna una vez superado el verano, muestrear náyades de los cuatro tipos que hay en Ruidera. Nos interesaba recoger valvas de ejemplares muertos recientemente con el fin de elaborar un muestrario que formará parte de un panel informativo que estamos diseñando y fabricando y que esperamos instalar en el Centro de Interpretación que hay en Ruidera los próximos meses. Por supuesto, para realizar este muestreo habíamos solicitado y obtenido permiso del Organismo gestor, con quien colaboramos habitualmente.

Ultimando los detalles de la inmersión

Una vez equipados, accedimos a la laguna por el camino que bordea las viviendas que hay en la orilla del tercer vaso, con el objetivo de recorrerlo en sentido contrario a las agujas del reloj. Nos dividimos en dos grupos equipados con cámaras de fotografía y vídeo y el material necesario para la recogida de muestras.

Carlos buceando en la laguna Tinaja

La laguna Tinaja, con una superficie de 8,4Ha y una profundidad máxima de 17 metros, tiene forma de artesa con 3 vasos, el primero con 8 metros, el segundo con 14 y el tercero, el elegido en esta inmersión, con 17 metros de profundidad.

Fondo de charas cubiertas de perifiton

Nos recibió una laguna que no presentaba una termoclina clara, con buena visibilidad y con la luz suficiente que necesitan las charas para sobrevivir a más de 15 metros de profundidad, disfrutando de espectaculares praderas de Chara hispida var. Major, en algunas zonas totalmente cubiertas de perifiton, junto con otras también espectaculares praderas tomentosas de diatomeas.

Fondo de charas

La temperatura del agua, aún alta en esta época del año, nos hizo más agradable si cabe la inmersión, además de permitirnos disfrutar de la visión de gran cantidad de ciprínidos, centrárquidos y de algunos lucios, buscando comida entre las charas, que se dejaron fotografiar.

Lucio buscando comida entre las charas

Miembro de Gemosclera grabando un vídeo

Durante más de una hora recorrimos el vaso, realizando fotografías, recogiendo muestras y valorando el estado de una laguna muy afectada por la cercanía de muchas casas, con bastante basura en sus fondos, junto a restos de interés cultural, vestigios de otras épocas de molinos y batanes.

Basura en el fondo de la laguna

Resto de interás cultural

Recogimos muestras de náyades para elaborar el panel, en concreto, en esta laguna podemos observar tres de los cuatros tipos de náyades que hay en el Parque, Potomida littoralis, Unio delphinus y Unio tumidiformis. Además de valvas de ejemplares muertos, observamos una buena población de náyades (Unio tumidiformis y Unio delphinus) que nos entretuvimos en fotografiar, aunque no encontramos ejemplares juveniles.

Ejemplar de Unionoideo

Ejemplar de Unionoideo

Grabando entre las charas

Salimos del agua por el mismo punto desde el que habíamos entrado, entre golpes de bayuncos  (Schoenoplectus littoralis), una planta helofita que no es autóctona en esta zona pero que predomina en las riberas ya que es capaz de sobrevivir en zonas que se encharcan y se desecan de forma peródica, necesitando florecer en superficie.

Golpe de bayunco

Sin quitarnos los equipos, recorrimos andando la distancia que separa la laguna Tinaja de la San Pedra, a la que accedimos desde la zona que hay enfrente del hotel Albamanjón.

Después de bucear en la Tinaja, a pesar de que encontramos lo que ya esperábamos, no dejó de sorprendernos la velocidad a la que esta laguna se está eutrofizando, encontrando un agua verdosa con muy mala visibilidad sobre todo en sus primeros metros, siendo sin embargo, junto con la laguna del Rey, la única en la que podemos encontrar la escasa Anodonta anatina. Además de soportar los problemas de la depuradora, la gran carga antrópica directa que sufre esta laguna tan urbanizada y con tantos puntos de pesca, se traduce en numerosa basura.

Fondo de la laguna San Pedro

Con este panorama realizamos una inmersión de cerca de 45 minutos en los que recogimos algunas valvas de Anodonta para completar la colección que necesitamos para el panel. Recogidos los equipos aprovechamos para revisar las conchas recogidas y mostrar a nuestros voluntarios los cuatro tipos que podemos encontrar en este Parque Natural.

Analizando las muestras

Antes de abandonar la zona, tras un improvisado tentempié en el Cerro del Almorchón, recorrimos con Coral y Carlos el resto de las lagunas que hay entre la Tinaja y la del Rey, la más cercana a Ruidera, donde visitamos el Centro de Interpretación para seguir tomando medidas y planificando los detalles del panel que estamos realizando y que esperamos instalar en unos pocos meses. Nos despedimos de Coral y Carlos, agradeciendo la ayuda prestada y esperando volver a verlos pronto, ya que contamos con ellos en las actividades que estamos planificando.

Gemosclera y sus voluntarios

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación