Reunión anual 2015

Otras actividades - Reuniones anuales

A mediados de octubre, aprovechando un lunes festivo que nos permitía alargar el fin de semana, hemos celebrado la reunión familiar anual de Gemosclera, algo que hemos convertido en una tradición y que consiste en unos días de convivencia de los socios, sus familias y los colaboradores más cercanos, en torno, eso sí, a algún humedal.

Socios de Gemosclera con sus familias en la reunión anual

Este año decidimos hacer la reunión en el Parque Natural del Lago de Sanabria y Alrededores, lugar que siempre nos ha permitido tener buen clima en estas fechas. No obstante, en esta ocasión no podemos decir que nos ayudase mucho, ya que el tiempo no fue todo lo bueno que nos hubiera gustado, soportando durante tres días una lluvia que no cesó pero que no nos impidió pasar unos días estupendos, convivir más y disfrutar de reuniones en torno a la mesa.

Paseando por San Juan de la Cuesta

Durante el fin de semana, tanto los socios activos como nuestras familias, pudimos convivir de forma diferente a como lo hacemos durante las jornadas de trabajo de la Asociación. En este ocasión no se trata de muestrear, topografiar, buscar restos, etc, sino de convivir, conocernos mejor y disfrutar en familia de bromas y chanzas que nos ayudan a compenetrarnos mejor entre nosotros y a obtener la complicidad de nuestras familias con el proyecto asociativo. En esta ocasión además nos acompañaba Celeste, nuestra colaboradora más reciente que se ha integrado de maravilla en la familia de Gemosclera.

Víctor y Paloma

Barbacoa bajo la lluvia

Durante estos años de crecimiento de Gemosclera en los que hemos celebrado estas reuniones anuales que, en confianza y por la afinidad que tenemos con los gallegos, denominamos "xuntanzas", hemos podido ver como algunos de nuestros retoños crecen y nos hacen mayores y como van apareciendo los nuevos que se convierten en el centro de atención, pudiendo disfrutar en esta ocasión del miembro más joven de Gemosclera, Emma, que acaparó la atención de todos, especialmente de una de las veteranas sufridoras de Gemosclera, Teresa.

Emma

Teresa, Vane y Emma

Porteando la mesa para resguardarse de la lluvia

Cuando hay reuniones familiares en el campo tiene que haber barbacoas y nosotros, además, tenemos jefe de barbacoa, Pepe, ayudado en esta ocasión por Gejo, apreciado colaborador que además nos trajo a Rosa, su novia, que aguantó algunas bromas siempre bienintencionadas.

Dani, Gejo y Rosa

Pepe, el jefe de la barbacoa

Como toda reunión familiar española, las comidas y las sobremesas son amplias, y las nuestras no lo fueron menos, sobre todo porque la lluvia ayudó en más de una ocasión.

Agradable sobremesa

Gemosclera es lo que es y no puede parar, también aprovechamos para revisar y reparar material durante las sobremesas, eso sí, con ambiente distendido.

Sobremesa y reparaciones varias

Charlando después de comer

Para finalizar el evento, tuvimos un pequeño contratiempo, una rotura de un coche, que nos impuso volver a Madrid como pudimos pero que no rompió la camaradería y buen ambiente. Eso sí, nos obligará a volver en breve a este Parque y realizar una actividad ya más seria para aprovechar el viaje.

Imagen de la xuntanza

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación