Segunda jornada en busca de las surgencias subacuáticas de la Laguna Conceja (Ab)

Campañas - Inventario surgencias Laguna Conceja

El sábado 9 de enero arrancamos el año de la mejor forma posible, buceando todos los socios juntos en uno de nuestros parajes preferidos, y como más nos gusta, realizando una jornada de trabajo de campo de uno de nuestros proyectos, el inventario de surgencias de la laguna Conceja, en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera. Una de las lagunas más protegidas del Parque y en la que ejecutamos, una vez recibido el permiso de la Confederación del Guadiana, la segunda jornada de trabajos subacuáticos.

Vista de la laguna Conceja

La verdad sea dicha, esta vez, y a pesar de no llover, el Parque nos recibió con una climatología adversa muy desapacible, lo que por otro lado nos nos impidió hacer todo lo que habíamos planificado, incluida una comida al aire libre.

El objetivo principal de esta segunda jornada de trabajo era buscar y posicionar las surgencias existentes en un tramo de la parte central del margen derecho de la laguna.

Como en toda jornada de campo, los trabajos habían empezado mucho antes con la planificación, preparación de la logística (alimentación, seguridad, etc.), la organización y la preparación del material de toma de datos, muestreo y buceo. Este tipo de tareas no es despreciable ya que nos suele llevar casi 10 horas de trabajo previo poder tener todo organizado y sacar a la jornada de trabajo el mayor rendimiento posible.

Con todo organizado, temprano, llegamos al Parque desde la localidad de Ossa de Montiel, desde donde accedimos a la laguna Conceja. Antes de entrar preparamos el material de buceo y el de toma de datos mientras realizábamos el briefing para afinar la planificación previa.

Panorámica del lugar de acceso

A pesar de la temperatura del agua, realizamos una inmersión bastante larga comprobando los diferentes elementos del hábitat que indican la presencia de surgencias. Durante la misma aparecieron signos claros de su presencia en dos lugares diferentes.

La primera surgencia encontrada

La segunda surgencia encontrada

Las surgencias se encontraban con un caudal escaso. No obstante, pudimos documentarlas gráficamente debajo del agua sin problemas.

Durante los trabajos pudimos disfrutar de la presencia de las praderas de carofíceas de este Parque, de los golpes de Najas marina y de una buena pradera de Nytella hyalina, especie de cierta singularidad en Castilla - La Mancha.

Las praderas de carofíceas de Ruidera son casi únicas en España

Najas marina es una curiosa planta que soporta altas concetraciones de salinidad en el agua.

No es habitual encontrar praderas de Nytella hyalina tan grandes, solo la laguna Batana las tiene más grandes.

Una vez terminadas todas las actividades programadas, comimos junto a la laguna y nos volvimos a Madrid con la intención de finalizar una jornada de trabajo que nos había llevado 9 horas y comenzar ya a planificar la siguiente.

Por último, tocaba escribir y contar la jornada con este artículo. Trabajo que nos lleva unas 3 horas entre su escritura, retoque fotográfico, administración de la web, etc.

La próxima vez que volvamos a esta laguna, seguiremos trabajando en el margen derecho con la intención de encontrar más surgencias.

Atentamente,
® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación