Menú principal

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

Recursos

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

Conceptos básicos

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in C:\Inetpub\vhosts\gemosclera.org\httpdocs\libraries\joomla\cache\handler\callback.php on line 99

Continuamos trabajando en la laguna de Barraganes, Complejo lagunar de Ballesteros (Cuenca)

Campañas - Documentación del Complejo Lagunar de Ballesteros

El sábado 9 de marzo, dos semanas después del comienzo de los trabajos, volvimos a la laguna Barraganes con varios objetivos: estudiar el comportamiento de la vegetación en función de su exposición y de su posición en el talud, la morfometría del vaso, el comportamiento de la vida animal pasados estos quince días de periodo seco y cálido, documentar con fotografía y vídeo todos estos aspectos, además de instalar un geopunto preciso.

Pilar y Víctor saliendo de la laguna de Barraganes

Llegamos pronto a la laguna ya que está relativamente cerca de Madrid y las comunicaciones con Cuenca son muy buenas. Cuando llegamos, en un día con un tiempo excepcional en el mes de marzo, el aspecto que presentaban tanto la zona como la laguna era espectacular.

Panorámica de la laguna Barraganes

La primera alegría que nos llevamos fue observar una marca de nutria en la postura de acceso que habíamos utilizado hacía dos semanas.

Deposición de nutria sobre la vegetación

Tras comprobar el lugar exacto donde íbamos a instalar el geopunto, nos pusimos manos a la obra. Comenzamos recortando la vegetación con cuidado para evitar daños, eliminamos toda materia orgánica de la superficie que iba a alojar el mojón y nos pusimos a preparar el cemento en el propio recipiente que nos serviría de molde para hacer lo que los topógrafos llaman el "flan".

Víctor y Dani preparando el mojón

Mientras los demás terminábamos el flan, Víctor se puso a preparar la chapa repujando nuestro nombre y el código del proyecto. Aparte de que los Servicios Territoriales estén perfectamente informados, ésta es la mejor manera para que aquelllas personas o entidades que puedan necesitar el dato puedan aprovecharlo.

Víctor repujando el código en la chapa

Aprovechando que el cemento ya estaba fraguando insertamos la etiqueta y el clavo topográfico.

Insertando el clavo y la chapa en el mojón

Preparado el geopunto, era el momento de dejarlo fraguar mientras nos dedicábamos a los demás objetivos de la jornada. Ya lo georreferenciaríamos después de bucear.

Geopunto preparado y fraguando

Recogimos el material de obra usado para construir el mojón y nos pusimos a preparar el de buceo, fotografía y vídeo. Cambiándonos en la lona, como siempre, para evitar impactos y pérdidas de material.

Pilar y Dani vistiéndose en la lona de cambio

Nada más introducir la cabeza pudimos comprobar el estado del replanamiento, pudiendo observar las raíces de los carrizos, verdadero sustento del mismo.

Detalle de la base del replanamiento

En esta laguna, por lo menos en esta época invernal, no abundan los procesos bacterianos, aunque se puede ver alguno.

Detalle de un proceso bacteriano de degradación

En la terraza también se pueden observar muchas madrigueras de cangrejo señal que, aunque no se suelen dejar ver de día, pueden encontrarse ejemplares muertos repartidos por el vaso lagunar. Algunos de ellos devorados por las nutrias, que no suelen comerse la cabeza ni las quelas.

Base del replanamiento con una entrada de una cueva perforada por un cangrejo

Cadáver de un cangrejo señal macho

Las carofíceas que se pueden observar en esta laguna son de dos tipos con preferencias de distribución muy marcadas. La primera, Chara desmacantha, prefiere los primeros metros, independientemente de la pendiente del talud. Llegando a ser observada en la parte vertical del mismo literalmente, suspendida en el vacío.

Pradera de Chara desmacantha en el talud

Más abajo aparece Chara hispida var. major, compañero habitual que solemos ver en los fondos lagunares de nuestras inmersiones por la España de aguas carbonatadas. En este caso presentaba la particularidad de soportar una buena población de micromoluscos, tal y como se puede observar en la imagen.

Pradera de Chara hispida var. major en el talud

Tras recorrer los diez primeros metros de todo el talud, bajamos al fondo para seguir documentando las surgencias.

Dani grabando un vídeo de una lutoclina

La mayoría de las surgencias están a 12 metros de profundidad

Detalle de la base de la boya junto a una surgencia

Surgencia con volumen de agua significativo

Otra surgencia con caudal significativo

Con una hora de inmersión a 14ºC salimos del agua, recogimos el equipo de buceo y documentación y nos dispusimos a georreferenciar el geopunto. Para ello sacamos el material necesario y nos fuimos para el mojón. Lo primero que hicimos fue colocar el trípode y centrar la plomada con el clavo.

Pilar y Víctor saliendo del agua

Dani centrando la antena respecto al geopunto

Una vez que estaba perfectamente centrada y el trípode asentado, nos dispusimos a georreferenciarlo. Para ello, aparte del receptor GNNS que nos compramos el año pasado, usamos el material que nos han donado: un ordenador con FieldGenius 9. Todo el sistema estuvo conectado a la red de antenas precisas del Instituto Geográfico Nacional con el fin de obtener la mayor precisión posible en el propio campo.

Detalle de la plomada centrada en el geopunto

La precisión en la estimación que obtuvimos fue de 2 mm en las coordenadas horizontales, mientras que en la estimación de la cota fue de 3 mm, ambas tomadas con solución "Fija". Estos datos aportan unas coordenadas muy precisas que servirán a cualquier entidad que las necesite en un futuro.

Víctor y Pilar georreferenciando el geopunto con FieldGenius

Una vez cumplidos todos los objetivos que nos habíamos marcado, comimos tranquilamente un pícnic y nos volvimos para Madrid satisfechos con el trabajo realizado. Esperamos volver muy pronto para poder seguir contribuyendo al conocimiento de esta laguna.

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación