Limpieza de las Lagunas de El Tobar

Gemosclera propuso a los Servicios Territoriales de Medio Ambiente en Cuenca realizar una limpieza selectiva y sostenible de los fondos subacuáticos de las lagunas de El Tobar (Beteta-Masegosa) en la que se definía un plan de trabajo que beneficia al patrimonio natural y cultural sumergido, a los visitantes, a la comarca y a los organismos gestores e investigadores.

Logotipo de la Red de Espacios Protegidos de Castilla- La Mancha

Para ello, Gemosclera se compromete a desarrollar un plan de limpieza basado en una metodología propia que persigue el diseño, ejecución y mantenimiento de limpiezas de fondos sostenibles en espacios protegidos. Proponiéndose una limpieza selectiva, con el control arqueológico de los trabajos, que consta inicialmente de cinco fases: oferta, diseño, ejecución, difusión y cierre. De las que únicamente sería opcional la de difusión del conocimiento.

Gemosclera trabajando en las Lagunas de El Tobar

La fase de ejecución consta de dos campañas (extracción y comprobación) y en función de los resultados obtenidos respecto al reclutamiento y al impacto, se debería diseñar un plan de mantenimiento periódico.

El proyecto que se presenta está basado en la praxis de personal voluntario especializado en esta actividad, en una estrategia de integración en el medio natural y social, en la legalidad de las actividades, en el diseño de actividades conservadoras para el medio y seguras para los participantes.

La ejecución de este plan está asegurada por un plan de viabilidad financiera que garantiza todas las fases. Gemosclera se compromete a aportar recursos propios que aseguren un primer ciclo completo, asumiendo un esfuerzo humano estimado en 390 horas. En función de los resultados, si fuera necesario, se buscaría financiación para ejecutar los proyectos periódicos marcados en el plan de mantenimiento.

Filtro de título 

Mostrar # 
# Título del artículo Hits