III jornada de trabajos en busca de esféridos en el lago de Sanabria

Campañas - Muestreo de esféridos lago de Villachica (Zamora)

El sábado pasado, 21 de enero, aprovechando que las previsiones del tiempo eran excepcionalmente buenas para la época del año, decidimos acercarnos a ver como estaba el lago un mes después de nuestra última visita.

El lago desde la playa del Folgoso

El día arrancó, como es habitual, bien temprano, a las 6 de la mañana en Madrid, con lo que antes de las 10 estábamos en el lago, encontrando una temperatura de -4º, pero como esta vez, a diferencia de la anterior, no soplaba el aire, la sensación térmica no era tan fría, pudiendo contemplar un lago tranquilo, sin las olas que vimos en diciembre, y sencillamente espectacular.

Un día soleado y tranquilo pero con el suelo helado

Fuimos directamente a la playa del Folgoso, extendimos la lona y nos equipamos, preparando los equipos de buceo, los de fotografía y los botes de muestra mientras hacíamos el briefing y organizábamos el equipo de autoprotección.

Una vez en el agua pudimos comprobar como la temperatura había bajado casi dos grados en un mes, encontrando el lago con el agua totalmente mezclada a 6º de temperatura; la visibilidad, excepto en alguna zona, era bastante buena, necesitando, no obstante, el uso de los focos, ya que la luz no penetraba más de 7 u 8 metros. A los -10, tomamos las primeras muestras de la jornada, ya que encontramos unas esponjas sobre un trozo de madera. Este encuentro es bastante singular ya que en esta época del año no debiéramos haber encontrado estos animales.

Detalle de la esponja encontrada

Alcanzamos una profundidad máxima de -16m (-18 aparentes a 1000 msnm) para después girar buscando el norte hacia donde habíamos estado muestreando en la última inmersión, la morrena donde pudimos volver a contemplar las rocas amontonadas con marcas provocadas por la erosión de los hielos y los golpes de milhojas, zona que presenta unos paisajes preciosos.

Oscuridad en el lago de Sanabria a -16m. Arriba había un sol radiante

En esta zona estuvimos buscando sustratos pedregosos que aporten buenas condiciones a otros animales muy queridos para nosotros, las náyades. Pudimos comprobar que, aunque la zona presenta ya mayor pendiente, sí que existen. Por lo que cuando se presentan mejores condiciones iremos en su búsqueda a estos pedregales.

Dado que la temperatura apenas superó los 6ºC, no observamos más peces que algunos gobios entre las rocas.

Detalle de uno de los gobios observados

Tras 75 minutos de inmersión decidimos salir, la temperatura había subido algo, el sol radiante y la ausencia de viento facilitaron bastante la salida y la recuperación después de una inmersión tan larga a tan baja temperatura.

Recogimos los equipos comentando la inmersión con José Antonio Sánchez, guarda forestal del Parque, al que ya conocíamos de visitas anteriores, quien siempre se interesa por todo lo que podemos observar bajo las aguas del lago.

Aprovechamos esta inmersión para probar equipos nuevos y que debemos a la generosidad de uno de nuestros patrocinadores, EDGE EUROPE, probando una alas HOG que nos ha proporcionado y que nos han dado un resultado excelente.

Y sin más, recogimos y salimos rumbo a Madrid, esperando volver pronto.

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación.