Jornada de colaboración con GeoHumedal (UAM) en el P.N. de las Lagunas de Ruidera

Campañas - Otros tipos de colaboraciones

El viernes 17 de enero habíamos organizado una jornada de trabajo en la Laguna Conceja para colaborar con Geohumedal, grupo de investigación del Departamento de Geografía de la Universidad Autónoma de Madrid. Este grupo, codirigido por Concepción Fidalgo y Juan Antonio González, lleva investigando y estudiando las barreras de travertino desde hace treinta años.

.

El Hundimiento. Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

En la reunión mantenida una semana antes con los investigadores de Geohumedal, surgió la idea de organizar una jornada para aclarar unas dudas que se tuvieron acerca de la evolución del crecimiento del travertino en el Parque. La mejor forma de esclarecer estas dudas era hacer fotografías subacuáticas para que pudiesen ver ellos mismos lo que nosotros hemos observado estos años. Así, la jornada se organizó con un doble objetivo, realizar fotografías de travertinos y tomar muestras de sedimentos que serán estudiadas por petrólogos de la Universidad de Alicante.

Logo de GeoHumedal

La laguna Conceja goza de una especial protección dentro de este Parque Natural, para poder bucear en ella habíamos solicitado permiso al Organismo gestor, al que aprovechamos para darle las gracias por la premura con la que tramitó dicha autorización.

El viernes 17 nos reunimos temprano en Madrid, punto de partida de ambos grupos, para organizar el material científico y de buceo en dos vehículos y planificar el recorrido de acceso a la laguna desde la localidad de Ossa de Montiel. Por suerte el tiempo nos dio un respiro y en una semana de lluvias pudimos disfrutar de una jornada soleada que nos permitió viajar y trabajar cómodamente.

 

Preparando los equipos

Una vez en la laguna y mientras preparábamos los equipos, aprovechamos para ultimar detalles con Concha y Juan, decidiendo realizar dos inmersiones, una primera para fotografiar el travertino y una segunda para la toma de muestras. Nada más entrar observamos que la laguna presenta sus aguas mezcladas, con una temperatura cercana a los 10º, y que las lluvias de estos días mantenían bastantes materiales en suspensión, lo que complicó la toma de fotografías.

Carofíceas en el fondo

En esta zona de la laguna se pueden observar algunos hechos singulares que sorprenden puesto que no son habituales. Lo primero que destaca es la ausencia permanente de carofíceas a partir de los 6 metros mientras que en el resto de la laguna las algas bajan hasta casi el fondo. Por otro lado, también destaca la escasa población de náyades cuando en el reso de la laguna se ven hasta los 10 metros de profundidad. De hecho, sólo vimos dos ejemplares muertos del endémico Unio tumidiformis.

b

Como habíamos observado en otras ocasiones los travetinos crecen en todo su perímetro en función de la cota que tiene en cada momento histórico el complejo lagunar. Además, existen lugares donde los travertinos crecen dentro del vaso, y en este punto de la laguna se observan con facilidad.

Crecimiento de toba en el vaso lagunar

Miembros de Gemosclera haciendo fotos

Tras la primera inmersión salimos para compartir lo observado con Concha y Juan, aprovechando para enseñarles algunas de las fotografías que habíamos tomado. Posteriormente nos indicaron los transectos que debíamos hacer para tomar las muestras de sedimentos.

Intercambiando información tras la primera inmersión

Volvimos a sumergirnos con los tubos de muestreo pero Fernando tuvo un problema con su cinturón y se quedó haciendo fotos a las surgencias. Los demás nos fuimos a tomar las muestras de sedimentos.

Víctor cerrando una de las muestras

Las muestras se tomaron periodicamente a lo largo de todo el transecto que nos indicaron, el cual fue perpendicular al eje longitudinal de la laguna.

Pilar con las muestras

Una vez finalizado el trabajo volvimos al punto de entrada y dimos por finalizados los trabajos subcuáticos. Mientras recogíamos los equipos y Concha y Juan organizaban las muestras que enviarán a los investigadores de Alicante, intercambiamos impresiones.

Pilar y Víctor volviendo al punto de entrada

La jornada no terminaba ahí, ya que por la tarde, en un acto organizado por el ayuntamiento de Ruidera, Concha y Juan tenían que impartir una conferencia a la que pensábamos asistir sobre las barreras de travertino. Así que, amablemente invitados por nuestros amigos de GeoHumedal, nos fuimos a comer a uno de los restaurantes que hay en la laguna Redondilla, momento que aprovechamos para compartir amistosamente experiencias y aprender de ellos. Después de la comida, mientras ellos preparaban la charla, nosotros nos acercamos a enseñar a Fernando, voluntario que colabora con nosotros desde hace unos meses, la zona de la cascada del Hundimiento.

La charla duró aproximadamente dos horas en las que Juan y Concha fueron alternándose para contarnos a los asistentes tanto la singularidad de las tobas de Ruidera, como las necesidades de conservación de las mismas.

Concepción Fidalgo durante un momento de la charla

Juan Antonio González durante un momento de la charla

Una vez finalizado el acto, nos despedimos y volvimos a Madrid, no sin antes comprometernos ambos grupos a colaborar en futuras ocasiones. De hecho ya tenemos en mente una laguna espectacular.

El grupo antes de despedirse de Juan y Concha

Con nuestra llegada a Madrid finalizó esta atípica jornada para nosotros ya que habíamos pedido un día de vacaciones. Día laborable que disfrutamos como hacía mucho tiempo.

Atentamente,

Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación.