II Jornada de búsqueda de replanamientos de travertino sumergidos en el Tobar (Cuenca)

Campañas - Estudio Laguna Grande de El Tobar

El sabado 31 de Mayo volvimos a la laguna grande del Tobar a examinar la parte que no pudimos bucear en la jornada anterior. Queriamos confirmar si el estrato de turba, hallado a 5 y 8 metros en la primera jornada, podia encontrarse también en la mitad sureste de la laguna.

Miembro de Gemosclera en la laguna del Tobar

Llegamos prontito, como solemos hacer, y el Tobar nos recibió con un precioso dia soleado, engañoso, puesto que el viento frio que soportamos toda la jornada hizo que hubiese que abrigarse convenientemente.

Preparando los equipos de fotografía

Preparándonos para la inmersión

Esta vez nos metimos en la laguna pegados al canal que vierte agua desde el embalse de la Tosca. El agua que viene desde el canal es turbia con mucho material en suspensión, como el de casi todos los embalses. En la desembocadura se formaba un mancha marrón en el agua que no auguraba una buena visibilidad en la zona de influencia del canal. Alrededor encontramos numerosos excrementos de nutria con restos de cangrejos (cangrejos que no conseguimos ver en la primera jornada).

Imagen del canal

Imagen de los vertidos

Al meternos en el agua, como esperabamos, la visibilidad era practicamente nula. Las aguas turbias del canal forman un abanico en el que prácticamente no se ve y está limitada la entrada de luz.

Entrada a la laguna desde el canal

De nuevo usamos el sistema de posicionamiento gps con alguna "actualización" y atravesamos la laguna para ver el margen opuesto.

Dani comenzando la inmersión

Manejando el GPS para la toma de datos

Tomando datos

Al llegar volvimos a ver el replanamiento de turba a 5 metros que habiamos encontrado en la jornada anterior. Es un estrato con más de un metro de potencia y en esta zona la parte superior del estrato está más o menos limpia de sedimento, formando un replanamiento bastante grande; sin embargo, no encontramos el replanamiento a los 8 metros.

Imagen del estrato de turba

Documentando el hallazgo

Imagen del fondo de la laguna

En el margen sur de la laguna no encontramos ninguno de los estratos, ni el de los 4 ni el de los 8 metros. La cantidad de algas filamentosas es menor en esta parte de la laguna ya que la turbidez del agua impide que la luz alcance zonas profundas y sólo encontramos flora en los primeros metros.

Imagen del fondo de la laguna con hozadas de peces

Imagen del fondo de la laguna

Encontramos las 2 especies de milhojas presentes en la laguna pero no encontramos rastro de las charas que están citadas en este humedal. Vimos varias zonas de nenúfares blancos que formaban una imagen espectacular con sus largos tallos.

Víctor buceando entre los tallos de los nenúfares

Imagen del fondo de la laguna

Golpe de milhojas

Esta vez dimos con unos pocos cangrejos señal, pero en mucha menor cantidad que lo observado en campañas de años anteriores. Lamentablemente también encontramos bastantes desechos en el lago, desde postes de madera, bidones, latas...

Basura en el fondo de la laguna

Imagen de un saco tirado en el fondo

Examinando posibles restos culturales

Tras pasar más de 2 horas debajo del agua decidimos que ya teníamos suficiente información para los científicos del grupo de investigación Geohumedal, de la Universidad Autónoma de Madrid, con los que estamos colaborando, asi que dimos por terminada la inmersión y con ello la jornada.

Realizando fotografías

Dani programando su cámara

Imagen del fondo de la laguna

Nos fuimos con la emoción de haber hallado un estrato de turba que encontramos en la primera jornada y que esperábamos encontrar en ésta, con la pena por la sensación de que la laguna se esta degradando poco a poco y con la esperanza de que algún día eliminen el vertido de agua desde la presa.

Equipos de Gemosclera en la laguna del Tobar

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación