Charla en Ribadelago sobre "Los fondos subacuáticos del P.N. del Lago de Sanabria y Alrededores"

Difusión del conocimiento - Actividades de difusión

El domingo 16 de septiembre participamos en el verano cultural del Ayuntamiento de Galende impartiendo una charla sobre los fondos subacuáticos de los humedales en los que trabajamos del Parque Natural del Lago de Sanabria. Durante más de dos horas y media, en el local del antiguo cine de Ribadelago Nuevo, mostramos fotografías y vídeos obtenidos durante nuestras actividades de los últimos años en el lago de Sanabria, en las lagunas del Cuadro, de la Clara y en la Poza de la Frebienza; todo ello cumpliendo uno de los objetivos que nos marcamos al constituir la Asociación, difundir el conocimiento adquirido entre la población, no solo entre los científicos y gestores con los que colaboramos.

Cartel del evento realizado por el Excmo. Ayto. de Galende.

A principios de verano recibimos la llamada de representantes del Ayuntamiento de Galende para participar en la programación de verano de la Concejalía de Cultura con alguna actividad relacionada con nuestras actividades en el Parque, y como no hay nada que nos guste más que difundir entre la población de los sitios que conocemos todo el conocimiento que adquirimos en sus humedales, nos pusimos manos a la obra y planificamos dos eventos. El primero, realizado el domingo pasado, sería una charla sobre los fondos subacuáticos que conocemos bien es este Parque, basada sobre todo en la proyección de fotografías y vídeos, y otro que se realizará el sábado 12 de septiembre en la Poza de la Frebienza de las Cuevas de San Martín.

El balneario de Bouzas visto desde la paya de los Enanos.

El domingo 16 de agosto planificamos varias actividades en la zona aprovechando que teníamos la charla a las seis de la tarde. Por la mañana realizamos una inmersión en el lago y antes de la actividad nos acercamos a ver nuevos puntos de acceso al agua para futuras inmersiones que ya estamos organizando.

Aun así llegamos al Parque más tarde de lo que solemos hacer habitualmente, por lo que encontramos ya a bastante gente por la zona. El objetivo de la inmersión era, además de ver el estado del lago en verano, localizar y fotografiar los acúmulos de bacterias quimioautótrofas observados en otras ocasiones en zonas cercanas a la Playa de los Enanos, uno de los lugares, junto con la del Folgoso, que soporta una mayor carga antrópica, lo que se traduce en la basura que puede apreciarse nada más entrar al agua, objetos perdidos en actividades de ocio y, lamentablemente, otros que son producto de un vandalismo inexplicable.

Basura (botella cerveza) en el fondo del lago

Tras equiparnos y organizar el material, con la compañía y ayuda de los dos guardas que vigilan esta zona que escucharon con curiosidad lo que les contamos de lo que íbamos a hacer, accedimos al lago por la playa, que ya estaba llena de gente, con nuestros equipos de fotografía y vídeo.

Fondo del lago con formaciones de ranúnculos.

Iniciamos el descenso en esta zona que presenta una suave pendiente, manteniéndonos un buen rato a poca profundidad fotografiando el fondo de arena, sedimentos y rocas, donde se asientan bonitos golpes de milhojas, en una zona, la del epilimnion, en la que aún penetra la luz del sol que calienta el agua de esta capa superficial menos densa, tal como corresponde a un lago monomíctico y holomíctico como éste, que se encuentra ahora en el punto álgido del periodo de estratificación estival.

Golpes de ranúnculos y restos de milhojas.

Así, mientras atravesábamos los 8 primeros metros, pudimos disfrutar de hasta 21º de temperatura que fueron cayendo en picado al atravesar la barrera térmica del metalimnion, situada entre los 8 y los 12 metros de profundidad, y que presentaba un gradiente térmico máximo, bajando la temperatura, en estos pocos metros, de 21 a solo 8 grados. Atravesando la termoclina y mientras ganábamos una profundidad que impuso el uso de focos, fueron desapareciendo los golpes de vegetación, mientras descendía la temperatura y la visibilidad; alcanzando así los 15 metros de profundidad, donde la temperatura se estabilizó y la visibilidad mejoró.

Miembro de Gemosclera buceando en el lago bajo una oscuridad casi total.

Mientras alcanzábamos y atravesábamos la oscura capa del hipolimnion fuimos fotografiando, grabando y midiendo las formaciones bacterianas que, en estas condiciones, solo pueden extraer energía primaria a partir de minerales como el sulfato ferroso, sobre las que se asientan, en algunas ocasiones, gran cantidad de esponjas.

Formaciones bacterianas con esponjas incrustadas.

Formaciones bacterianas en el fondo con una forma de coronoa circulay y un tamano aproximado de 13 cm de diámetro.

Pilar realizando fotografías a 15 metros. Se aprecia la falta de luz.

Tras una hora de inmersión que se pasó volando, salimos del agua en la misma zona, donde recogimos los equipos y tomamos una rápida comida para no perder tiempo y aprovechar las horas que nos quedaban antes de la charla pare reconocer partes del lago desde donde acceder a nuevos puntos de inmersión, en un humedal que conocemos bien y en el que únicamente evitamos dos zonas, una que intentamos no tocar porque los sentimientos generados por la catástrofe del 59 siguen presentes y otra en la que procuramos no interferir ya que es la de mayor mayor interés comercial del lago.

Vista general del Lago desde la playa de los Enanoss

A las 5 de la tarde, con tiempo para hacer los últimos preparativos, comprobar proyector, pantalla, ordenador, revisar la sala y todos los detalles de última hora, nos acercamos al antiguo cine de Ribadelago Nuevo, donde íbamos a realizar la actividad y donde, por fin, íbamos a conocer en persona a Javier Gallego y a Benjamín Ferrero, organizadores de una más que extensa agenda cultural en la que habíamos sido invitados a participar.

Monitor ultimando los preparativos

La charla que habíamos titulado “Los fondos subacuáticos del P.N. del Lago de Sanabria y Alrededores” fue, ni más ni menos lo que habíamos pretendido, una charla, amena y participativa, seguida por un público de más de cuarenta personas de todas las edades que siguieron con atención la proyección de fotografías y vídeos que habíamos preparado, interviniendo con dudas y comentarios, aportando, en ocasiones, información que desconocíamos.

Monitor en el momento de comenzar la presentación mostrando la presentación del acto.

Durante dos horas y medias fuimos repasando y comentando, a través del material multimedia propio, nuestras actuaciones en el lago de Sanabria, en la laguna de la Clara, del Cuadro y en la poza de la Frebienza de las Cuevas de San Martín, humedales conocidos por todos los presentes que estaban deseando conocer en profundidad lo que hay bajo sus aguas y las importantes singularidades que presentan todos ellos.

Vista general de la charla con la proyección al fondo

Monitor de Gemosclera explicando una fotografía

La actividad finalizó de la mejor manera posible, con un café en la plaza de Ribadelago donde pudimos charlar con algunos de los participantes en la actividad y que nos aportaron muchísima información de la mejor mano posible, la de los habitantes de la zona.

Vista general de los asitentes a la charla

A las nueve y media de la noche, con un viaje considerable por delante, sobre todo teniendo en cuenta que al día siguiente trabajábamos, abandonamos el Parque encantados por los resultados obtenidos en las actividades programadas y sobre todo por haber conocido a muchas personas con las que, a buen seguro, seguiremos en contacto, esperando volver a verlas el sábado 12 de septiembre en nuestra siguiente actividad en la zona y que llevamos organizando todo el verano.

El lago de Sanabria desde el Peñón del Castro

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación