Inmersión de otoño en el Lago de Sanabria (P.N. del Lago de Sanabria y Alrededores, Zamora)

Campañas - Muestreo de esféridos lago de Villachica (Zamora)

El sábado 24 de octubre volvimos a rescatar el coche, ya eficientemente reparado por los talleres Sanabria, que nos dejó tirados durante la xuntanza. También recuperamos nuestro material de buceo amablemente guardado por Javier (gracias) y, como no, aprovechamos para hacer una inmersión en una zona nueva del lago que descubrimos gracias a los nuevos contactos hechos durante nuestra última charla en el lago. Es probablemente la zona de orilla más bonita que hemos visitado y debajo del agua no defrauda.

texto

Tras no pocos problemas con el seguro, conseguimos hacernos con un coche de alquiler que nos llevaría a rescatar nuestro coche averiado durante la xuntanza y el material que tuvimos que dejar allí, en una zona que amablemente nos cedió Javier Gallego, quien custodió el equipo aguantando las ganas de venderlo.

Como de costumbre, partimos cuando al sol todavía le quedaba mucho por salir y a pesar de la lluvia del camino llegamos a Sanabria con un cielo con muchas nubes pero sin la molesta lluvia.

Recogimos el coche en los talleres Sanabria (gente amable y eficiente) y nos dirigimos a recoger nuestro equipo a Vigo de Sanabria , previa parada en el Puente para agradecer a Javier la voluntariedad con la que acogió todos nuestros pertrechos.

El viaje no podía quedar en un simple rescate de materiales, así que aprovechamos la situación para inspeccionar una nueva zona que descubrimos durante la charla que dimos en Ribadelago el 16 de agosto, cuando contactamos con los propietarios de unas tierras que necesitábamos atravesar para llegar a nuestro objetivo, probablemente el punto más bonito que conocemos de la orilla del lago de Sanabria.

El lago estaba en calma cuando llegamos

Preparando los equipos

Una vez allí (gracias a nuestro recién reparado vehículo) nos metimos en el agua a ver que nos deparaban los fondos.

Primeros metros sin vegetación

El agua estaba sorprendentemente caliente (unos 12 grados es caliente para lo que nos esperábamos) y la visibilidad como mucho regular. Bajamos hasta los 17 metros por una zona de suave pendiente y fondo arenoso, atravesando la termoclina donde la visibilidad era aún peor, lo que sumado a la clásica oscuridad del agua del lago a esa profundidad nos hizo subir un poco a zonas de luz natural donde encontramos fondos más interesantes.

Víctor ante las formaciones algales

En esta zona encontramos un fondo rocoso que empezaba a los pocos metros y caía a más de 10. Entre estas rocas encontramos unas formaciones amarillentas de algo que todavía no hemos identificado, pero eran bastante extensas y a veces parecían manar de las rocas. Atravesamos este “acantilado” rocoso hasta llegar a una zona con pendiente más suave y fondo pedregoso. Nos encontramos un poco de la inevitable basura subacuática que no se limita a aparecer en las zonas más concurridas… y sin darnos cuenta mientras admirábamos los bonitos fondos nos dimos cuenta que nuestro aire ya daba para poco más que el regreso al punto de partida de la inmersión.

Detalle de las algas

Primer plano de Pilar

Tras una vuelta rápida, después de alrededor de 70 min de inmersión, recogimos nuestros bártulos y salimos de vuelta. Aprovechamos y paramos a comer unos bocadillos en otra de las zonas obligatorias del lago de Sanabria, el antiguo balneario, con vistas preciosas de la laguna.

Zona con rocas y vegetación caída desde la orilla

Pradera de Isoetes en zona de umbría junto a la orilla

Al final entre unas cosas y otras llegamos a casa más tarde de lo habitual.

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación