Tercera jornada en busca de surgencias subacuáticas en la laguna Conceja (Ab)

Campañas - Inventario surgencias Laguna Conceja

El sábado 14 de mayo realizamos la tercera jornada de trabajos en la laguna Conceja, humedal del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera donde estamos realizando, en colaboración con el grupo GeoHumedal de la Universidad Autónoma, un inventario de surgencias subacuáticas.

Buceando en la laguna Conceja

Ya llevamos muchos años trabajando en este Parque Natural, en el que hemos realizado diferentes actividades, de interpretación, de muestreos, visitas guiadas a buceadores, impartición de formación sobre gestión de buceadores a miembros del Seprona, reducción de impactos a GEAS y bomberos y alguna más, como este proyecto, que comenzó hace casi un año, con el que se pretende seguir contribuyendo a la conservación de la biodiversidad del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera.

Laguna Conceja

El objetivo de este proyecto, que realizamos en colaboración con el grupo de geografía GeoHumedal de la UAM, es contribuir al conocimiento acerca de los diferentes valores abióticos que se presentan en los fondos de esta laguna, junto con La Blanca y la Tomilla, la más protegida de este espacio natural protegido.

Miembro de Gemosclera en la laguna Conceja

Llegamos temprano al Parque con el objetivo de visitar, en la zona del Osero, los restos de la antigua central hidroeléctrica que se asentó sobre un antiguo molino; un molino que aparece, a mediados del S.XVIII, en las respuestas dadas en el Catastro de Ensenada por el término de Villahermosa. En este documento, fuente documental imprescindible, se nombra al Molino “llamado del Osero”, “sito de la Dehesa de Varranco Ondo” que pertenecía a Don Joseph Muñoz y que, con una sola piedra, molía todo el año.

Del molino evidentemente no queda nada, pero sí de la central hidroeléctrica del Osero que se construyó después.

Central hidroeléctrica del Osero

Canal que lleva el agua hasta la central

Durante la visita pudimos observar el canal de agua, que conserva la compuerta que regulaba el caudal de agua que abastecía a la central, y la casa abandonada de la antigua central del Ossero que todavía conserva en su interior parte de la turbina que generaba la electricidad. Bajo la central surge una fuente que mana todo el año y cuya agua discurre en dirección a la Conceja. En los alrededores, además del edificio de dicha central, se aprecian restos de construcciones de antiguos asentamientos que se dieron en la zona.

Canal a la salida de la central

Imagen de la turbina y del interior abandonado

Tras la visita nos acercamos hasta la laguna, al punto de acceso elegido en esta jornada de trabajos que habíamos planificado con varios objetivos, continuar con los trabajos de búsqueda de surgencias subacuáticas, documentar profusamente con fotografías y vídeos las surgencias detectadas y su entorno para poder trabajar en gabinete, así como conocer de primera mano otros elementos con valor natural y patrimonial que pudieran detectarse.

Extendido el material necesario en la lona de cambio, nos equipamos mientras realizábamos el imprescindible breafing para definir los últimos detalles.

Preparando el material

Dani preparando el equipo sobre la lona de cambio

Nada más entrar observamos que las abundantes lluvias de los últimos días iban a complicar un poco los trabajos, ya que encontramos bastante materia en suspension, lo que complicó la toma de fotografías.

Buceador en la Conceja

Vegetación en el fondo

La laguna presentaba sus aguas mezcladas, con una temperatura cercana a los 16º lo que hizo más agradable la inmersión en la que recorrimos la zona que se había previsto reconocer. En los primeros metros pudimos disfrutar de bonitos contraluces sobre la vegetación del fondo, ya que, en contra de los pronósticos, el sol nos acompañó durante toda la jornada.

Contraluces sobre la vegetación

En los dos primeros metros el sol penetra con fuerza

En esta laguna que conocemos bien, nos llama mucho la atención la ausencia de carofíceas a partir de los 6 o 7 metros en la zona más meridional, ya que en el resto de las lagunas las hemos visto a más de 15 metros. Aún así, hasta esa cota, aparecen bonitas praderas de carofitos totalmente cubiertas, en esta época, de un manto de perifiton.

Por otro lado, también destaca la escasa población de náyades, sólo vimos dos ejemplares muertos de Unio sp. La laguna presenta otra ausencia, en este caso bastante beneficiosa, ya que no se suele encontrar el temible cangrejo americano que acampa en otras lagunas del Parque.

Pradera de charas

Charas cubiertas de perifiton

Reconociendo la zona

Tal como habíamos planificado reconocimos la zona en busca de surgencias, tal como habíamos observado en otras ocasiones los travetinos crecen en todo el perímetro. Recorrimos la laguna mientras realízabamos las fotografía y vídeos que necesitamos para poder trabajar después en gabinete.

Imagen del fondo

Milhojas

Tras más de una hora de inmersión salimos del agua por el mismo punto de acceso, zona en la que nos quedamos a comer unos bocadillos aprovechando a comentar todo lo observado bajo el agua. Abandonamos el Parque al que tenemos planificado volver en breve a realizar otros trabajos.

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación