Nueva jornada de prospección arqueológica en el Lago de Sanabria (Zamora)

Campañas - Prospección subacuática Bouzas

El sábado 22 de abril nos acercamos a Sanabria para continuar con los trabajos de prospección arqueológica visual en la zona del lago próxima a los restos del antiguo Balneario de Bouzas, proyecto que llevamos a cabo para los servicios territoriales de Cultura y Patrimonio de Castilla y León en Zamora, con el que se pretende delimitar, bajo el agua, la zona con restos con valor arqueológico procedentes del balneario, yacimiento terrestre protegido.

Miembro de Gemosclera durante los trabajos de prospección en el lago

Tras las últimas jornadas, en las que, después de un reconocimiento visual de la zona de interés, se habían reconocido y georreferenciado los límites laterales del área con restos, en esta ocasión llegamos con el objetivo de tomar los puntos y volver a reconocer la zona más profunda, además de tomar posiciones GPS de los restos de embarcaciones que se han localizado en las jornadas de reconocimiento así como de la zona con máxima concentración de restos.

Como es habitual cuando vamos a esa zona, salimos temprano de Las Rozas de Madridd por la carretera de la Coruña, recogimos de camino en Valladolid a uno de nuestros colaboradores habituales, Aitor, que no dudó en gastar un día de sus vacaciones para ayudarnos en estos trabajos, y llegamos al lago antes de que lo hiciesen las muchas personas que lo visitan con el buen tiempo, encontrando un lago tranquilo y con mucha agua.

Zona del lago de Sanabria donde se está prospectando

Llegada a Bouzas descargando el coche

En el coche ya habíamos comentado y terminado de organizar los trabajos que se habían planificado en un trabajo de gabinete previo, por lo que, una vez allí, pudimos ponernos sin más manos a la obra. Había que preparar mucho material, de buceo, fotografía, video, geolocalización, documentación, etc, etc, preparativos que se realizaron sin problema y disfrutando además de un tiempo primaveral con una temperatura muy agradable.

Preparando el material de buceo

Montando la embarcación

Lo primero fue preparar todo el material de geolocalización, íbamos a llevar 2 aparatos, uno que tomaría datos fijos en el punto más profundo de la poligonal y otro que llevaría otro equipo de trabajo en su inmersión para ir georreferenciando puntos de interés, las barcas y la zona de máxima densidad de restos.

Preparando la cadena para el GPS

Hinchando la barca

El primer sistema, el que debería tomar el punto fijo de la zona más profunda, exigía, además de la preparación del aparato en sí, sincronizado con cámaras y ordenadores, la carcasa, la boya, la barca y una cadena para asegurar el GPS desde la embarcación hasta el fondo, mucho material que se fue preparando y ajustando. El otro GPS fue ajustado también con el resto de los aparatos y preparado en su carcasa y boya.

Ajustando el GPS

Organizando los equipos de buceo

Preparados equipos de geolocalización, de buceo y de documentación gráfica y textual, trasladamos todo el material hasta el punto de acceso al lago. La primera tarea era toma de un punto GPS en la zona profunda. Mientras una pareja de buzos se preparaba y se dirigía hacia el punto estimado, el equipo de superficie preparó todo el material y les siguió en la embarcación que llevaba el GPS; labores supervisadas por otra persona de ayuda desde superficie.

Víctor y Aitor preparándose para entrar al agua

Los buzos ya en el agua

Dani y Javi introduciendo la barca en el lago

La barca con el GPS dirigiéndose hasta los buceadores

Finalizadas estas tareas, se realizaron las demás planificadas, en las que un equipo de buceadores prospectó la zona, barriendo nuevamente la franja próxima a la orilla en la que se localizan varias embarcaciones, así como una zona con una densidad de restos mayor al resto. Elementos que fueron posicionados y documentados.

Pilar llevando el carrete que une con el GPS

Pilar prospectando la zona

Finalizados los trabajos y recogido todo el material, aprovechamos para documentar los restos del yacimiento terrestre relacionados con el que se está prospectando, tras lo cual salimos de vuelta a casa donde nos esperaba un arduo trabajo de gabinete y de preparativos de las últimas labores que aún nos quedan.

El manantial del Peñón

Víctor con Aitor, voluntario habitual

Abandonando la zona

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación