¡Primera jornada de la limpieza de fondos en la laguna de Taravilla! (Gu)

Limpiezas de fondos - Limpieza de fondos Laguna de Taravilla

El Sábado 17 de junio desarrollamos la primera jornada de trabajos subacuáticos en el proyecto de limpieza selectiva que estamos llevando a cabo en la laguna.

En esta segunda ocasión, primera con actividades subacuáticas, se realizó una inmersión con el fin de obtener datos reales que afectarán a la limpieza en sí misma (morfometría, estratificación estival, visibilidad, volumen real de desechos, etc.) que nos encontraremos en próximas actividades.

Víctor buscando desechos

Las predicciones pronosticaban un día muy caluroso y así fue. Llegamos a la laguna antes de las 10:00 con un día sin viento y muy soleado.

Vista general de la Laguna de Taravilla

Lo primero que hicimos fue descargar los equipos sobre la lona para reducir impactos.

Lona de cambio con el material pesado

Después preparamos el material delicado, de fotografía y vídeo, además de todo lo que necesitábamos para la limpieza, y organizamos la inmersión.

Material fotográfico, de iluminación y batimetría de la laguna

Una vez que teníamos todo preparado y que habíamos decidido recorrer el margen izquierdo en sentido horario nos tiramos al agua. La visibilidad en el epilimnion no era muy buena y las previsiones no eran mejores para el hipolimnion según la bibliografía documentada.

Víctor y Pilar vistos desde el agua

Penetramos directamente por el talud, comprobando que presenta una pendiente constante hasta los 10 metros de profundidad.

Detalle de la gran pendiente que contienen los taludes laterales

La vegetación desaparece rápidamente, hecho que bien podría indicar una escasa penetración de la luz. Esto se evidenció durante toda la jornada, ya que únicamente aumentó la densidad en la zona meridional, donde la bibliografía ya había indicado que habría más vegetación.

Hojas de Potamogeton natans vista bajo la lámina de agua

En la entrada de aguas se pueden ver masas mucho más densas de Potamogeton natans que suben desde el fondo hasta la superficie.

Tallos de Potamogeton natans subiendo hacia la superficie

Mientras que en el fondo y bajando hsta aguas más profundas se puede encontrar alguna que otra pradera de Chara aspera major.

Primeras carofíceas a 10 metros de profundidad

También pudimos observar como las charas van desapareciendo, hasta no encontrarse más que algún pequeño ejemplar suelto a 10 metros. Los cuales se caracterizan por presentar un escaso desarrollo y vigor vegetativo por falta de luz.

Ejemplar de chara a 10 metros de profundidad con escaso vigor vegetativo por falta de luz

Durante la inmersión pudimos observar que la falta de vegetación en los taludes podría ser debido a otra cuestión. La pendiente es muy alta y el fondo es de materia suelta con mezcla de restos vegetales y con caliza suelta, ante cualquier toque se producían aludes de sedimento. Este hecho bien podría ser el origen de la falta de vegetación. O quién sabe, si por el contrario, es la consecuencia. En todo caso, sí que parece ser el hecho principal que da forma a los taludes, marcando en gran medida la morfometría de la laguna.

Pilar fotografiando un desecho antes de ser extraído

Entre las paredes se pueden apreciar algunos grandes estromatolitos claramente activos. Este hecho es más sigular como pudiera parecer, pues únicamente en Ruidera (C.R.) y en Bañolas (Ge) lo hemos observado estos últimos años.

Estromatolitos activos en el talud

No encontramos muchos desechos, siendo el más destacable una tabla de madera de conífera, muy probablemente de pino, que reposaba en el fondo a 10 metros.

La tabla en el momento de su detección

También encontramos restos de una teja, probablemente tirada por algún vándalo y procedente de las chozas que hay monte arriba del margen derecho.

La teja encontrada bajo el agua

En el fondo la visibilidad era algo mejor y el agua presentaba una temperatura fresca, de 11ºC. No obstante, la termoclina se podía observar perfectamente entre los 4 y los 5 metros. Profundidad escasa pero lógica debido a la protección de la lámina de agua respecto al viento.

Víctor con uno de los vasos encontrados

Tras más de hora y media de inmersión salimos, analizamos y pesamos los restos.

Desechos encontrados durante la primera jornada

El más curioso fue una antigua máscara de snorkel con el tubo en un lado de la cara.

Detalle de una máscara de snorkel antigua encontrada

Tras la jornada, nos volvimos rápidamente a Madrid ya que teníamos compromisos familiares, volveremos este verano para continuar con la limpieza.

Antes de despedirnos debemos dar las gracias a Kanau, tienda de material fotográfico especializada en el mundo subacuático. Gracias a su ayuda hemos podido documentar esta jornada ya que esta semana pasada nos arreglaron una cámara rápidamente y nos prestaron otra. Esta jornada también es suya. ¡Muchas gracias por vuestra ayuda!

Logotipo de KANAU
www.kanau.com
.

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación