Última jornada de trabajo de campo de la prospección subacúatica en el Balneario de Bouzas (P.N. del Lago de Sanabria, Za)

Campañas - Prospección subacuática Bouzas

El sábado 21 de octubre volvimos a sumergirnos entre los restos del decimonónico Balneario de Bouzas, en el Lago de Sanabria. Con ello damos por finalizados los trabajos de campo de la prospección subacuática llevada a cabo para los Servicios Territoriales de Cultura. Jornada, además, de difusión del conocimiento, ya que, tras la jornada teórica de la mano del IEZFO el día anterior, queríamos enseñar in situ a todos los asistentes los trabajos en el Lago.

Dani poniéndose el casco en Bouzas

Afortunadamente esta vez el viaje fue más corto porque habíamos hecho noche en Zamora y llegamos como siempre temprano a la zona del balneario de Bouzas. El día amaneció espectacular, soleado y con una temperatura impropia de la época y de la zona, pero esta vez no nos quejaremos porque nos vino muy bien.

Nada más llegar recibimos la visita de María Jesús Otero Puente, quien va ya por la segunda edición de su magnífico libro "Tráeme una estrella", centrado en la tragedia de Ribadelago del año 59 de la que fue una superviviente. Un libro que, sobre todo, trata de recuperar la memoria y la forma de vida del pueblo que ha tenido que cambiar de ubicación varias veces, no solo después de la rotura de la presa, y cuyas costumbres no pueden caer en el olvido.

Primer plano de Pilar y María Jesús Otero

Portada del libro

Pilar y María Jesús charlando animadamente

Mientras preparábamos el material de inmersión pudimos charlar con ella, a quien agradecemos desde aquí que pudiese escaparse un rato para conocernos.

Dani, María Jesús y Víctor antes de entrar al agua

El objetivo de la jornada era doble, por un lado teníamos que recoger las infraestructuras materiales que habíamos instalado en el lago y que nos había ayudado en los trabajos de georreferenciación y delimitación y, por otro, queríamos enseñar in situ los trabajos de campo a los asistentes de las I Jornadas de Estudios Locales organizadas por el IEZFO y la Diputación de Zamora.

Antes de que llegase el grupo habíamos planificado realizar una primera inmersión. El trabajo principal estaba hecho de jornadas anteriores y solo nos quedaba recoger todo el material que habíamos dejado debajo del agua para delimitar la zona de restos arqueológicos.

Víctor montando los equipos

Organizamos el trabajo y las 2 inmersiones que debíamos hacer, 2 inmersiones sucesivas a 28 metros de profundidad en el lago de Sanabria requieren al menos una buena planificación. Nos equipamos y sin perder tiempo nos metimos a hacer la primera inmersión y recoger el material de una de las zonas lo más rápido posible para no entrar en descompresión en la segunda inmersión. Además quisimos hacer coincidir el descanso entre una inmersión y la siguiente con la excursión programada en el ámbito de la I Jornadas de estudios locales.

Con todo preparado nos dirigimos al punto de acceso de la primera inmersión, que iba a ser rápida, lo que se tardase en localizar y recoger las cuerdas y los palos instalados en el fondo.

Víctor y Dani a punto de entrar al agua bajo el balneario

El agua estaba a unos 15-16 grados y una estupenda visibilidad. Mientras bajamos en la primera inmersión encontramos una formación grande de una “roca” formada por restos de bacterias quimiotrofas. Al pasar los 14 metros sufrimos la termoclina que dejaba el temperatura en 7 grados y una oscuridad absoluta para bajar en picado en un precioso acantilado rocoso hasta cerca de los 30 metros donde encontramos los elementos más profundos que dejamos en esta zona.

Salimos de la primera inmersión sin entretenernos y nos dirigimos a pie hacia la otra línea que debíamos retirar. Organizamos bien los tiempos y cuando llegamos a la segunda zona (cerca del manantial del antiguo balneario) los participantes de la jornada de campo ya estaban por la zona y nuestra compañera Pilar estaba contando más sobre la zona que tan bien conoce. Aprovechamos a contarles sobre el terreno cómo estamos llevando a cabo a prospección y tras despedirles nos volvimos a equipar y nos metimos en el agua a realizar la segunda inmersión de la mañana.

Víctor y Dani a punto de entrar al agua en los baños

El objetivo era el mismo que en la anterior pero en otra zona, recoger el material que nos quedaba en el fondo del lago, esta vez el situado próximo a los restos de los Baños. Bajamos directos a los 28 metros donde nos esperaba el material que habíamos dejado allí y empezamos a recoger la línea desde la oscura profundidad de Sanabria hasta los 2 metros en que habíamos dejado el inicio de la línea

Víctor en los primeros metros buscando el cabo guía

Llegando al vértice nº 2

Recogiendo el cabo guía profundo

Recogiendo el cabo guía

Gracias al tiempo de descanso entre las inmersiones quedamos lejos de entrar en deco y, como todavía teníamos aire y el lago estaba precioso, aprovechamos para echar un último vistazo por la zona buscando algún resto más. Durante este tranquilo paseo subacuático nos acompañaron bancos de pequeñas bogas y volvimos a ver rocas sueltas de restos de bacterias y pequeños restos de surgencias de agua sulfurosa.

Víctor saludando con los trabajos subacuáticos finalizados

Víctor y Dani saliendo de la segunda inmersión

Dimos por terminada la inmersión, sacamos todo el material, recogimos todo al agradable sol de Sanabria y nos fuimos a San Martin de Castañeda donde habíamos quedado para comer con la gente de la excursión de las jornadas de estudios locales. Después de una agradable comida a la que muy amablemente fuimos invitados tuvimos que irnos hacia Madrid, lo que nos hizo perdernos, muy a nuestro pesar, las seguro interesantísimas explicaciones que estaba dando Fernando Miguel Hernández sobre el monasterio.

Con la finalización de las jornadas de campo, solo queda el trabajo de gabinete, terminar la memoria de la prospección, entregarla a los Servicios Territoriales de Cultura de la Junta de Castilla y León en Zamora y planificar los siguientes trabajos en el Lago.

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación