Continuamos los trabajos de inventario de surgencias en Ruidera

Campañas - Inventario de surgencias subacuáticas de Ruidera

El sábado 4 de mayo nos acercamos al Parque Natural de las Lagunas de Ruidera para seguir trabajando en el inventario de surgencias que estamos realizando en una de sus lagunas más protegidas, la Tomilla, separada por una represa tobácea de la inmediata Conceja, hasta el punto de ser representada como parte de aquella en cartografía antigua.

Dani en la laguna Tomilla

Tras los trabajos de muestreo realizados en la laguna Conceja, en la que se realizó un análisis subacuático de sus fondos en colaboración con Geohumedal, grupo de investigación de la Universidad autónoma y que fue publicado el año pasado en la revista Cuadernos Geográficos, hemos centrado los esfuerzos en la siguiente, la Tomilla, donde ya hemos realizado varias jornadas de muestreo.

Situada en la provincia de Albacete, entre la Conceja y la Tinaja, la Tomilla forma parte del conjunto de las denominadas Lagunas Altas, las que gozan de un mayor nivel de protección en el Parque, salvándose de la importante presión antrópica que sufren otras situadas más cerca de la población de Ruidera.

Laguna Tomilla

El sábado, en medio del puente que disfrutamos en la Comunidad de Madrid, nos trasladamos a Ruidera temprano, con el objetivo de llegar antes de que el Parque se llenase de visitantes que se acercan para disfrutar del buen tiempo que estamos disfrutando esta primavera, contemplando unas lagunas rebosantes de agua y unidas entre sí por impresionantes cascadas.

Llegamos al Parque desde la localidad de Ossa directamente a la parte alta del mismo. Sin perder tiempo preparamos el material de buceo y documentación cerca de la laguna, a la que accedimos por uno de los escasos puntos de acceso.

Dani preparando el material en la lona de cambio

Nos trasladamos por superficie al punto elegido desde donde habíamos planificado continuar con los trabajos de muestreo y nos sumergimos, encontrando una laguna con el agua mezclada, caracterizada en ese momento por un fenómeno blanco que dificultaba algo las tareas debido a la falta de visibilidad.

Dani buceando en la laguna

La visibilidad se complicaba con el fenómeno blanco

Como venimos comprobando últimamente, los fondos antes cubiertos de bonitas praderas de charas con una densidad muy importante se encuentran ahora tapizados únicamente de diatomeas y de escasos golpes de bayunco.

Fondo casi sin vegetación excepto el bayunco

Sin embargo pudimos observar como el reclutamiento de las náyades del género Unio en esta laguna es claro, documentando ejemplares juveniles que fuimos encontrando en nuestro recorrido.

Náyade enterrada

Ejemplares juveniles de náyades

Tras más de dos horas de inmersión abandonamos la laguna tras realizar una parte importante del muestreo sistemático de la misma, quedando únicamente una parte sin prospectar, por lo que no tardaremos en finalizar la documentación de esta laguna.

La jornada no había acabado, tras recoger los equipos, nos trasladamos a Ruidera, al Centro de Visitantes, para saludar a José Luis Zafra, que se encontraba atendiendo a las numerosas personas que se acercan a su llegada al Parque. Queríamos comprobar además como se encuentra el panel informativo sobre las náyades que diseñamos e instalamos y que se puede visitar en el Centro. Una vez revisado el mismo, disfrutamos aún de la visión de la laguna del Rey mientras reponíamos fuerzas, antes de emprender el camino de vuelta a casa.

Panel en el Centro de Interpretación

Imagen del panel

Muestras de náyades

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación